ENTREVISTA 198 – Si hiciésemos un boicot global, si estuviésemos interconectados y organizados, ese tipo de empresas estaban fuera en un mes.

Madrid, Noviembre 2016.

Decía Diana Vreeland, afamada editora de moda a principios del siglo pasado, que lo importante nunca era un vestido en concreto, sino la vida que la persona llevaba cuando se decidía por esa prenda. En otras palabras, que aunque la mona se vista de seda, mona se queda. Importante reflexión que Diana se vería obligada a repetir en esta época, donde las marcas han dejado la filosofía, la ética, el buen rollo, para los mensajes de sus camisetas.

Así, cientos de niñas y niños en las redes sociales nos ponen los dientes largos mostrando a diario artículos de moda, independientemente de cómo hayan sido manufacturados o distribuidos. Lo importante es el nombre de la  marca, el logo, cuanto más grande mejor. De mientras, en Reus, una abuela que no puede pagar la luz, muere abrasada en su casa porque se ilumina con velas.

El liberalismo hace suyo internet y desenfunda las estrategias más pueriles de marketing para identificar el éxito con la adquisición de productos y servicios de forma incansable. Tanto tienes, tanto vales.  Generando deseo de compra desde que uno se levanta por la mañana, hasta que se acuesta. Desarrollando, por último, una invencible avaricia en aquellos que gustan de contar sus modelitos. Para satisfacer esa gigantesca demanda, las marcas esconden (cada vez menos) las condiciones de fabricación de sus productos y los desastres ecológicos en los que incurren para reducir los costes de transporte. Es sólo un ejemplo más de este mundo rápido ¿Conclusión? El primer mundo se come al tercero. One more time.

No todo está perdido, callejeando por la calle La Palma nos encontramos con Eduardo Garrido, uno de los socios de  198, la marca de moda de la gente que busca el cambio social. Y claro, tenía que hablar con él.

Al entrar en su local veo paredes llenas de polos y chaquetas de estilo claramente británico. Todas las piezas llevan impreso en la solapa la mitad de la cara de Apolo, dios de la iluminación, el sol, la justicia y unas cuantas deidades más. Resucitado recientemente por movimientos neodemocráticos. En una esquina al fondo, brilla con luz propia una camiseta con los colores republicanos, primer producto de la marca, guiño a una generación que veía como su selección ganaba el campeonato del mundo pero se resignaba a participar en el apocalipsis patriótico colectivo, al grito de Yo soy español, español, español. Muy España y mucha España, ahora lo pillo.

Cerca de ahí, en otra percha, destaca el interior de la chaqueta Harrington, un clásico de los movimientos obreros con el interior forrado en tartán, puro fetichismo para revolucionarios.  Todavía hay un poco de luz fuera, pero el sol se esta metiendo.

chaqueta harrington 198

Sale Eduardo a recibirme con un apretón de manos mientras me invita a pasar dentro de la oficina, en el fondo de la sala, austera y con un aspecto más desordenado de lo que nos encontramos al pasar por la tienda, se encuentra el otro Eduardo, Del Olmo, también socio del negocio. Dispara su mano hacia la mía con una sonrisa en la cara, ya estamos todos.

198madrid

Un poco de conversación interrumpida a ratos por mi teléfono sirve para cortar el hielo, me dice que han hecho colaboraciones con Fermín Muguruza, Negu Gorriak, Los chicos del maíz y otros artistas, le veo especialmente orgulloso de lo de Fermín:

  • ¡Nunca había hecho ninguna otra colaboración!, dice mientras saca pecho.

Me enseña el almacén, casi tan austero como la oficina, se lo agradezco y le invito a empezar la entrevista. Me deja en una silla y él se sienta en la mesa frente a mí, me mira fijamente a través unos profundos ojos azules, se crea el silencio, el otro Eduardo sigue trabajando, están diseñando camisetas para equipos de fútbol de otros países de Europa, frente a la austeridad de esa oficina, ellos dos hacen que todo huela a una exultante alegría, le explico que quiero centrar la entrevista en el sector y salirnos de la marca, acepta, vamos al grano.

¿Es incompatible ser de izquierdas y estar a la última en moda?

  • La pregunta me la haces porque parece que la gente de izquierdas tiene ese hándicap, que no puede vestir bien, comer en un buen restaurante o vivir bien. Pero en cuanto rascas un poquito esa pátina te das cuenta que no es así, que tenemos tanto o más gusto para vestir bien, para comer bien… Algunos pueden identificar esta no dependencia de las modas como cutre, otros lo pueden llamar Espartano, yo creo que se marginaliza un poco la imagen en la izquierda por el hecho de que busca algo alternativo, puedes ser como todos, vestir igual que todo el mundo y demostrar así una gran inteligencia social que es totalmente falsa. Históricamente, las personas que buscaban hacer algo por la sociedad acudían al comercio local, artesanos y espacios de comercio justo, estos establecimientos no cumplen con la estética imperante en la sociedad y no quieren ni pueden competir a ese nivel sin saltarse sus principios. No siguen las modas. No existía nadie que fabricase de forma ética y con valores los modelos que se están llevando en la calle, los patrones que la sociedad me exige para que crean que pertenezco al grupo, que estoy a la última.

Cuéntame cómo nace 198, qué buscáis y cuáles son los principios que os mueven.

  • La convergencia de un empleo y unas ideas, nos pilló hace 5 años, mi compañero tuvo que salir de España para trabajar… la única opción que veíamos cuando todo esto empezó era el autoempleo, estábamos muy quemados, veníamos de trabajar en consultoría de comunicación y asesoría. Queríamos poner la mala leche y el ingenio al servicio de la gente, ganar un dinero y aportar algo a la sociedad. Se nos ocurrió sacar una prenda reivindicativa que tuvo una aceptación brutal, basándome en una necesidad personal de celebrar los goles de la selección, le quitamos la connotación monárquica y poco democrática que tenía, y revindicamos así el gusto por la selección, por mi país, me encanta mi país, tiene cosas que son la leche, no nos las van a robar, así que sacamos un símbolo a la calle.

¿Qué buscáis ahora? ¿Qué queda de aquello inicios? ¿Cuál es vuestro papel como marca de moda en el mercado?

  •  Nosotros queremos cambiar el sector textil, estamos volviendo a fabricar en España y aplicamos la justicia y la igualdad hasta el último rincón del modelo de negocio, si trabajamos con proveedores valoramos diferentes opciones aparte del precio, como la forma en la que trabajan con sus empleados o cuál es su filosofía, lo hacemos en España pero igualmente si trabajamos con otros mercados Europeos como Francia o Portugal, intentamos que estas empresas cumplan con los principios de igualdad y justicia. En el sector del transporte es más complicado, casi todo va a través de empresas externas y no puedes meter mucha mano, intentas mirar relación calidad-precio. Nos pasa también en la producción, alguna prenda tenemos que fabricarla fuera, el sector textil en España está desindustrializado, como un herial, comparado con antes. Se ha ido la inversión fuera, quieres fabricar en España y no encuentras fácilmente a nadie que te lo haga. Un ejemplo, la chaqueta Harrington, nos pasamos tiempo buscando de fábrica en fábrica y ese patrón estaba descatalogado. El otro día estuve en Ciudad Real en una fábrica con capacidad para 500 personas en la que había 2 trabajando. Pero después de hablar con ellos, de contarles el proyecto, han decidido dar el paso y buscar unos patrones para empezar a fabricar unos pantalones de la marca.

Noto que vuelve a sacar pecho, le comento que igual después de la entrevista le llama alguien para ofrecer sus servicios de fabricación.

  • Ojalá.

¿Qué tipo de clientes pasan por vuestra tienda?

  • Estamos viendo cambios, nuestro primer producto fue algo muy concreto, teníamos un público muy definido, pero muy fiel, eso nos dio pie a desarrollar una línea de moda nueva y que ahora la gente del barrio está adoptando, muchos pasaban por delante de la tienda y no entraban si no les gustaba esa camiseta, y ahora sí.. La chaqueta con el interior de cuadros le mola a todo el mundo y la gente está encantada de tener algo así aquí, y nosotros más ¿Qué ocurre? Tenemos un público muy transversal, gente muy diferente, comparten la búsqueda de un cambio, en su día a día pelean y se les ve que pelean por algún tipo de cambio, cada uno en su nivel, unos políticamente, otros desde lo social…

Me doy cuenta que me está hablando de un cambio pero que no concreta ¿Ese cambio hacía dónde es?

  • Pues depende, unos evolutivo otros revolutivo.

¿Como especie?

  • No, como sociedad, como modelo de sociedad. Entre nuestro público unos quieren revolución, otros quieren evolución en su vida, en la sociedad, en su entorno. El denominador común es que son gente que no está satisfecha con lo que existe y busca cambiarlo. Saben que algo ha terminado y quieren proponer algo nuevo, en muchos aspectos.

198malasaña

En un reciente programa de la BBC, destaparon que refugiados del conflicto Sirio, de los cuales 3 millones se encontraban en Turquía, trabajaban turnos de 12 horas fabricando pantalones vaqueros para Mango y Zara. Según el reportaje, estos trabajadores manejaban productos químicos sin máscaras protectoras ¿Son habituales estas prácticas en el sector? ¿Qué os habéis encontrado?

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2016/10/24/828016/Denuncian-a-Zara-y-Mango-de-explotar-a-ninos-sirios-para-fabricar-sus-prendas.html

  • Supongo que no es lo habitual, como en la sociedad hay psicópatas en el mundo empresarial hay psicópatas. Algunos no se les oye y otros son números 1. Creo que ahora mismo tenemos arriba gente que no está limpia del todo, sino no se explican estás barbaridades. Nosotros no conocemos a tanta gente, estamos empezando, somos los nuevos, muy nuevos, pero hay gente con la que puedes charlar y este tipo de prácticas les parecerá una aberración, pero hay otros ejemplos que no les parece tan raro, que no paran la producción por que aparezca un niño trabajando, echan la culpa a alguna compañía externa. Con la capacidad que tienen de influir en la sociedad no lo hacen, es de dudosa catadura moral. Nosotros intentamos cambiar la percepción del sector y muchas veces no lo conseguimos, tienen los recursos suficientes para poder conseguir que miles de personas en el mundo tengan unas condiciones dignas de trabajo. Vale que no lo hagan, pero que encima intenten involucionar la sociedad…

Le comento que hay un punto de vista que mantiene que este tipo de prácticas suponen inversión económica para esas zonas, que así esos niños pueden llevar dinero a sus familias, ¿Es el único recurso para la industrialización de los países más desfavorecidos?

  • En el futuro algunos de los niños de Bangladesh querrán seguir en el taller, otros querrán ser directivos de empresas de moda y otros querrán trabajar en publicidad para marcas de ropa. El problema es que a estos niños no se les da más oportunidad que la de estar allí 12 horas cosiendo, el problema es también de los gobiernos de esos países permiten que sus niños trabajen, consumiendo su tiempo y sin aspirar a más oportunidades.

Hablemos sobre un tema que está causando algo de ruido en las redes sociales, cada vez más personas se apuntan a no consumir empresas que lleven a cabo este tipo de prácticas. ¿Tiene sentido? ¿Se logra cambiar algo?

  • Si hiciésemos un boicot global, si estuviésemos interconectados y organizados, ese tipo de empresas estaban fuera en un mes. El problema está en organizar ese boicot global. Es muy muy complicado. Nosotros vamos a seguir, en nuestro día a día.

¿Dónde se fabrica en España? ¿Cuánto cuesta? Si no es indiscreción y aunque sea en porcentaje. ¿Podría saber lo que cuesta fabricar una camiseta de 198? ¿En qué partidas se va ese coste unitario?

  • Hay bastantes sitios, en Galicia, en Valencia, en Cataluña, en Castilla La Mancha se fabrica muy bien. No podría decir que es caro, es más caro que producir en el tercer mundo pero igual de caro que producir en cualquier otro país europeo. Es un sector que está intentando resucitar, no somos la única marca que apuesta por la fabricación local. Es complicado hablar de coste unitario, pero te diría que el 50% de los beneficios son impuestos y el 50% del precio es coste de producción, nuestro margen es muy ajustado. Tenemos que pagar empleados, luz, alquiler…

Una visión para el mercado de la moda en los próximos 5 años

  • Estoy por la vuelta a la producción local, no sólo español sino a nivel europeo, que la producción, la distribución, la publicidad e incluso el consumo sean locales. Me gustaría ese modelo, español, portugués, alemán, italiano…

¿Vendéis mucho fuera?

  • Sobretodo Francia, Suiza, Alemania y algún país latinoamericano. No creo que llegue al 5%. Suiza y Alemania porque allí hay hijos de exiliados republicanos con valores familiares, ha venido gente de Méjico, en latinoamérica hay gente muy ultra de la marca, vienen familias enteras.

eduardo198

¿Cómo ves las cosas? Una visión para la sociedad.

  • Yo creo que el cambio ya se ha producido; es como la frase que dice “Vinieron a por los comunistas y yo no era comunista así que no me preocupé” Esa frase ha llegado al último escalón, ya nos han tocado las narices a todos, ya nos hemos dado cuenta, unos más otros menos, de que algo que hay que cambiar, ese es el primer paso, darse cuenta. Hasta el más neocon te acepta que un cambio es necesario. A menos que sea un suicida y por su forma de ser no vaya a bajarse de ahí, pero uno que tenga dos dedos de frente te reconocerá que no es sostenible.

¿Vivimos peor que nuestros padres?

  • En datos se puede medir, y es así, sobretodo peor que hace 10 años. En mi caso, los nacidos en los 80, somos la primera generación que va a vivir peor que sus padres. Se ha detenido la evolución, estamos involucionando. El problema es que estuvimos en la cresta la ola en los 80 y en los 90 y ahora en la gráfica estamos en 1970 (gesticula con las manos como si hiciese una curva) quiere decir que se ha producido un saqueo tan brutal que ha compensado el esfuerzo de varias generaciones currándoselo, consumiendo, creyéndoselo, yendo a la universidad y dándole caña. Que ahora estemos igual que al principio quiere decir que el robo ha sido gordo, yo lo veo así. Cada día que pasa, cada día que nos quitan algo, hacen que sea más difícil revertir esa situación. La cuestión al final es que la riqueza se reparta de una forma más equitativa, el 80% de la riqueza está en manos del 20%, los impuestos están recayendo sobre la población más pobre y ve reducida su capacidad de consumo, si la riqueza se repartiese más habría masa para mantener el consumo, si dejas el dinero debajo del colchón no se mueve, ha llegado un momento en el que el dinero es para luz, para consumo diario. No para lujos, no lo sé, no me parece que tenga sentido.

moda hecha en españa

¿Cómo ves el barrio?

  • Lo veo muy incómodo, no hay aceras, no está hecho para la gente. Me molesta mucho eso. El rollito comercial del barrio está bien, todavía no hay cadenas de textil, en alimentación han abierto la primera hace poco y va a hacer pupa. Hasta Fuencarral se lo han comido totalmente, ahí está la frontera, es un eje con Gran Vía de 3 o 4 personas, un inversor chino, Inditex y otro… no tiene más, aquí puedes conocer a veinte pequeñas y medianas empresas en dos calles. El propio mercado de Fuencarral, que resistía entre Zara y Mango, ya lo han comprado.

198SanBernanrdo

Alguna pregunta para líderes políticos

  • A Pablo Iglesias le preguntaría qué criterio sigue para elegir los cuadros de las camisas, a alguien del PSOE le preguntaría por su proyecto, si han vuelto a escribirlo y si me lo pueden enseñar y a Soraya Sáenz de Santamaría le preguntaría qué hace en su tiempo libre, tengo mucha curiosidad.

Llegamos al final de la entrevista y salimos a la calle a tirar unas fotos, cotilleamos en otras empresas del barrio, como la cristalería San Bernardo, prometo volver,  ha sido intenso.

calle-la-palma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s